Quienes Somos

ARCA es una Fundación privada, sin fines de lucro, creada legalmente el 25 de agosto de 2003.

ARCA promueve el respeto y solidaridad hacia todas las formas de vida animal, sin distinción de especie.

El principal objetivo de ARCA es aportar activamente en una transformación civilizatoria que posibilite la convivencia planetaria en un marco integral de no violencia. Para lograrlo ARCA  ha establecido las siguientes áreas estratégicas prioritarias: legal, educativa, acciones concretas, formación de activistas.

Todos lo programas diseñados en las diversas áreas estratégicas responden a la política macro de ARCA.

Erradicación de todas las prácticas humanas que impliquen abuso, explotación y maltrato a las demás especies animales.

ARCA desde su creación ha diseñado y ejecutado programas de defensa animal delimitados en sus diversas áreas estratégicas: educativo, con la creación de espacios de reflexión y concienciación en la niñez y juventud de centros educativos locales; legal, con la gestión de ordenanzas y leyes de defensa y protección de los animales; de denuncia, con la proyección social de protesta  al maltrato de animales en espectáculos públicos, experimentación, abandono, etc.; de acciones de rescate, con la atención, recuperación y adopción de animales abandonados y maltratados; en la formación de activistas ARCA con la realización de talleres que abordan diversos temas de la defensa animal.

Además, ARCA comparte la lucha ecologista de organizaciones  de ciudadanos, campesinos, a nivel nacional y mundial que resisten para mantener al planeta con vida, pues  el compromiso es integral. De igual manera, rechaza y se solidariza  con las luchas que buscan la erradicación de todo tipo de violencia, no solamente en la relación humano-animal, sino también humano-humano, en especial la generada en estructuras explotadoras, dominantes y excluyentes, ejercida principalmente con grupos vulnerables como niñ@s, ancian@s, mujeres, discapacitad@s, etc. Para ARCA el mayor valor humano reside en la congruencia y en la transversalidad de la acción, siendo sus ejes el respeto y la solidaridad.

“La verdadera bondad del hombre sólo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna. La verdadera prueba de la moralidad de la humanidad, la más honda (situada a tal profundidad que escapa a nuestra percepción), radica en su relación con aquellos que están a su merced: los animales.”

ARCA, a pesar del corto tiempo que lleva en actividad se ha hecho acreedora a un significativo reconocimiento por parte de la ciudadanía y diferentes instancias políticas, educativas, religiosas, etc.; pues sus objetivos responden a una necesidad vital de supervivencia no solamente humana sino de toda la comunidad viva del planeta y a una nueva concepción ética de respeto a la vida.